Durante el comienzo de los enfrentamientos militares los miembros de los ejércitos usaban colores en sus vestimentas que los convertían en blancos fáciles de atacar por parte de sus enemigos, con el avance de la tecnología en las prendas de vestir se llegó a la tela manchada para la ropa camuflada que hoy en día es característica esencial en la vestimenta de militares y policías de todo el mundo.

Teniendo en cuenta las necesidades de militares y policías se decidió comenzar a probar para poder desarrollar la ropa camuflada con el fin de que quien lo porte se confunda con los elementos de su entorno, permitiéndole pasar desapercibido en un lugar específico o espacio donde esté desarrollando una misión o cumpla un objetivo.

Hoy en día los pantalones camuflados son parte esencial de la vestimenta de quienes hacen parte de las fuerzas militares o dedican momentos de su vida a tomar este estilo de vida y los apasionan los artículos militares. Como si esto no fuera suficiente, adicional a convertirse en una prenda practica para su función que es el camuflaje, estos pantalones cuentan con diseños especiales y telas que le dan a quien los porte la facilidad y la capacidad de transportar elementos necesarios para su llevar su objetivo a cabo.

Desde hace más de 10 años, estos elementos se han convertido en el vestir diario de agencias internacionales como el FBI y han logrado avanzar en la cotidianidad trasladándose a la vida civil y convirtiéndose en el elemento preferido de quienes disfrutan el estilo de vida militar.

Una de las principales características de estos pantalones aparte de su capacidad de carga es la movilidad que le permite a quien lo use. En condiciones adversas o lugares donde sea necesario pasar desapercibido, esta prenda de vestir se vuelve una herramienta fundamental para lograr este objetivo sin problema. Por supuesto que la prenda debe ir acompañada de un entrenamiento táctico militar para que de esta manera pueda ejecutarse toda la planeación de camuflaje al 100% y cumplirse el objetivo.

Sabemos que el uso de estas prendas no se limita únicamente a actividades militares y también se traslada a actividades que se desarrollan en zonas alejadas de la urbanidad como el trekking, escalar, acampar o demás actividades que se realicen outdoor.

La resistencia, desarrollo tecnológico y aplicaciones a las telas de estos pantalones son las principales ventajas y atractivos que atrapan la atención de las personas que necesitan o quieren adquirir una de estas prendas, sea para un uso táctico, civil, militar o sólo por entretenimiento.

La mayoría de estas prendas cuentan con bolsillos especiales que en algunos casos, están ocultos y permiten que el transporte de las herramientas necesarias para el éxito de la estrategia sea más fácil, además de tener aplicaciones especiales sobre sus telas que permitirán una mayor durabilidad del producto y un mejor desempeño frente a otro tipo de pantalones, adaptándose a la evolución de los terrenos y ambientes adversos mezclando calidad, resistencia y comodidad. No por ello y es de aclarar quiere decir que no es necesario unos cuidados básicos para asegurar la perdurabilidad de la prenda.

En casi su totalidad, los pantalones camuflados llevan recubrimientos en zonas sensibles a daños como rodillas o glúteos, permitiendo así que quien los use no quede al descubierto en una de estas zonas en caso de que el pantalón camuflado sufra alguna avería, que en muchos de los casos se presentan debido a las fuertes condiciones bajo las cuales algunas personas realizan estrategias y el uso de esta prenda.

Adquirir un pantalón camuflado es adquirir un producto con un rendimiento y durabilidad que permitirá tenerlo por mucho tiempo, abarcando así las necesidades de estar en un campo de batalla, en la jungla urbana o practicando algunas técnicas de supervivencia en lugares hostiles y alejados de la urbanidad.

Los pantalones camuflados se convirtieron hoy en día también en una prenda de uso diario, por eso mismo las compañías que desarrollan este tipo de pantalones han avanzado y diseñado modelos que pasan cada vez más de lo táctico a lo práctico, en cuanto a diseños, comodidad y calidad en las telas.

Existen diversas ofertas en este tipo de pantalones, ligados todos a la necesidad y exigencia de la persona, sus objetivos y requerimientos, como siempre este es un factor fundamental a la hora de adquirir cualquier producto, no sólo una prenda militar, sino adicionales como cinturones, chalecos, insumos o cualquier objeto relacionado con este tipo de prácticas en cualquier nivel, militar, profesional o civil.

Para este tipo de objetos existen tiendas especializadas donde quien necesite podrá encontrar una diversa gama de opciones y así elegir la que más se adapte a sus necesidades y estilo de vida, practicando airsoft, paintball o siendo un militar encontrar este tipo de opciones permite hacer una buena elección y tomar una mejor decisión a la hora de adquirir los aditamentos y accesorios.

Combinarlo adecuadamente con un cinturón táctico, un chaleco táctico y unos buenos insumos permitirá a quien lo porte cargar más materiales, herramientas y tendrá así una ventaja adicional frente a las condiciones que puedan aparecer en el entorno al que se enfrente.

Por ese motivo la elección siempre irá ligada a los objetivos, necesidades y gusto de quien portara la prenda de vestir, dando así un toque único a su equipo y una ventaja táctica frente a quienes o a que se enfrenta.