Las linternas y su importancia en la vida diaria

Al hablar de artículos militares, siempre se nombrarán elementos como las armas, los camuflados, las botas, los morrales, pero hay uno que es básico en cualquier misión de las fuerzas tácticas y, porque no, en la vida diaria. La linterna es una herramienta vital no solo para la milicia, sino en la vida misma, además de ser muy útil en caso de emergencia. Dentro de los artículos militares o de supervivencia, y hasta en el hogar, hace parte fundamental de dotación.

Este complemento lumínico en los artículos militares es indispensable y, a pesar que todos han visto una linterna, pocos tienen un conocimiento básico sobre este artefacto que puede incluso llegar a la salvar una o más vidas. Es preciso significar que es una linterna. Es un aparato portátil de iluminación que se alimenta a través de pilas o baterías eléctricas y en algunos casos pueden recargarse directamente a la corriente eléctrica.

Las técnicas de iluminación táctica que utilizan las fuerzas militares, policivas y demás cuerpos de seguridad, además de aficionados a la aventura son múltiples y variadas, ya que presentan diferentes fines y características. Un ejemplo claro es que  se pueden utilizar las linternas para iluminar el terreno, para buscar objetivos determinados dentro de este o, simplemente, para distraer y confundir al objetivo. Y con el cambio de finalidad, cambian las especificaciones técnicas y las características de la linterna.

Dentro de las técnicas de iluminación táctica se encuentra:

Iluminación táctica al territorio: Se caracteriza por que el portador de la linterna busca iluminar el territorio que tiene cerca de sí, el que quiere incursionar. Una de las maneras en las que se porta la linterna es colocándola cercana al hombro, permitiendo que se tenga una mejor prospección del entorno ya que el halo de luz se hace mucho más extenso, además que permite que la otra mano quede libre para realizar una actividad.

Una de las formas más conocidas es con la linterna militar o policial al hombro que como su nombre indica coloca la linterna cercana al hombro, lo que permite una mejor prospección del lugar al tener un halo de luz mucho más extenso, además de permitir aguantar la pistola con la otra mano.

Iluminación táctica al objetivo: La técnica Harries es una de las formas más conocidas dentro de la iluminación táctica al objetivo. El portador de la linterna la sostiene justo debajo del brazo donde, ejemplo porta el arma. El objetivo que tiene esta técnica es iluminar directamente la zona de intervención. Un ejemplo claro es cuando la policía aplica esta técnica, el uniformado sostiene el arma justo sobre la linterna, así ilumina directamente la zona de disparo.

Una variante es la Técnica Rogers, en la que el sujeto sostiene el arma con el dedo índice y corazón, pero sin apoyar la misma. En este caso se utiliza una linterna de alta densidad y un peso no muy alto.

Iluminación táctica total: Hay momentos donde lo que se requiere es iluminar completamente el lugar a intervenir. En ese caso es mejor estar equipado con unos focos tácticos para iluminar y cubrir la mayor parte posible del territorio y que lo hagan con más intensidad.

Ahora que se conocen algunas de las tácticas al momento de usar una linterna, es importante conocer y valorar qué linterna se debe utilizar, para ello hay que tener en cuenta:

Su potencia. La potencia de una linterna esta definida por los lúmenes de la misma. De este modo, se pueden encontrar  linternas de potencia alta (más de 220 lúmenes), media (entre 220 y 80 lúmenes) y baja (menos de 80 lúmenes).

Las linternas en la actualidad tienen la posibilidad de regular la intensidad de Luz que emiten, existen en el mercado varios tipos de sistemas con intensidades de luz fijas que van de 3 a 5, o con intensidades de luz variables que regulan la fuerza gradualmente, aplastando el botón de encendido y las que se regulan de acuerdo a la profundidad de campo automáticamente mediante sensores fotosensibles.

Su peso. Buscando la comodidad y el fácil manejo y transporte una linterna no debe ser excesivamente pesada ya que es un objeto que solemos llevar encima, de un peso no superior a 200 gramos. Las lámparas de alta performance, con pilas extra grandes y características extras como LED’s múltiples, resultarán más pesadas.

Su tamaño. Al igual que el peso, es importante que las dimensiones de una linterna sean prácticas, para facilitar su transporte y manejo.

Su resistencia. A mayor resistencia nuestra linterna soportará mejor los golpes y los impactos. La resistencia está dada por el material con el que esté fabricada. Algunos de los materiales más resistentes son el aluminio o los refuerzos de acero.

Su vida útil. Suele determinarse por el tipo de alimentación energética que emplea para su recarga (pilas o baterías) y por su lámpara. Dentro del mercado se encuentran linternas de led o xenón.

Es importante tener en cuenta aspectos como la lateralidad o el alcance de la linterna.

Teniendo todos estos factores y tácticas claras, se puede saber porque tipo de linterna decidirse según la usabilidad, las características del tiempo/espacio y las características de la herramienta misma. Contar con una buena linterna es muy importante, ya que se convierte en un elemento de trabajo o defensa tan fundamental como puede ser un chaleco, unos guantes o un par de botas.

Es por eso que dentro de los artículos militares y de aventura es indispensable esta herramienta. Si tiene cualquier inquietud o desea conocer todo el portafolio de servicios que tenemos para usted no dude en consultar nuestra página web o cualquier otro canal dispuesto para usted. Estaremos complacidos de atenderle.

Recent Posts

Leave a Comment