¿Es buena idea comprar cargadores solares?

La concepción de utilizar la luz solar en la era moderna, parece estar ligada a la idea  de economizar en energía y aprovechar mejor la luz de la que nos provee la misma naturaleza para nuestro diario vivir. También se podría mencionar que tiene una intencionalidad muy fuerte en mejorar el estado actual de nuestro medio ambiente a través de una energía completamente renovable que no involucre otros recursos vitales para el ser humano.

Si se recuerda, la energía eléctrica con la que cuenta el 90% de la población mundial, se obtiene a través de un proceso en donde se utiliza agua para generarla y conducirla a diferentes lugares, por lo que los cargadores solares se han convertido rápidamente en la mejor forma de recargar la batería de diferentes dispositivos eléctricos sin necesidad de utilizar esta manera tradicional que no es tan eco amigable como debería.

Sin embargo lo que pocos saben es que esta tecnología solar no nació bajo estas premisas, sino que solamente fue un experimento científico realizado en el año de 1839 en el laboratorio de Alexandre Bequerel y que distaba mucho de creerse como la solución a los problemas medio ambientales o a encontrar una posibilidad de encontrar otro recurso d energía sostenible.

Después de su “descubrimiento” tuvo que pasar más de un siglo para que este tipo de energía estuviera a la venta, pero al ser una tecnología de alto costo y con un uso bastante limitado solo a grandes empresas, no se vio un utilización real de la energía fotovoltaica para beneficio de la sociedad en general. Solo cuando aconteció la revolución científica en el siglo XXI, varias compañías se han atrevido a masificar el uso de paneles solares y crear nuevos elementos portátiles que le permitan a la persona del común utilizarlo en su vida diaria.

Es el caso por ejemplo de grandes empresas fabricantes de celulares Smarthphones; estos empresarios con la intención de ofrecer un producto que pudiera ser una completa novedad, incorporaron dentro de la anatomía del aparato un dispositivo de carga solar, básicamente en la carcasa o en la pantalla del móvil, aunque no resultó ser una solución exitosa por lo que los cargadores solares independientes terminaron siendo una mejor herramienta para mantener la carga de la batería del teléfono y almacenar mejor la energía.

Al principio estos dispositivos no lograban que la carga aportara más de un 15% de energía a la batería y este proceso tardaba al menos tres horas  y teniendo en cuenta que el sol debía estar en su punto más alto, en donde irradia más luz. Ahora bien si lo analizamos, no era una solución viable cuando había un poco de nubosidad o cuando la luz solar no se podía ver con claridad, por lo que se perdió un poco el interés de fabricar estos cargadores pues parecía que solo se quedaran en la promesa de cuidar al medio ambiente y no se ofrecían otros beneficios adicionales.

Sin embargo y gracias al avance de la tecnología, se logró incorporar a los paneles cristalinos en los cargadores solares, algo que mejoró considerablemente la forma de captar la energía para poder alimentar de manera efectiva diferentes dispositivos, como tablets, computadores portátiles, celulares, mp4, entre otros. Esto significó que los cargadores no solo lograran mantener el porcentaje de la energía de la batería sino que en realidad podría cargarla por completo.

Ahora bien, la rapidez de la carga si quedó determinada única y exclusivamente por el tamaño de las celdas solares o paneles con los que cuenta el dispositivo solar, guardando entonces la relación entre tamaño y efectividad, así como el número de veces que puede cargar quedó en función de la capacidad que tenga el cargador para almacenar la energía. Es muy importante que las personas entiendan que la forma en la que pueden funcionar más eficientemente estos dispositivos solares es recibiendo la luz directamente a su sistema, evitando interferencias como las ventanas y otros obstáculos que puedan impedir el correcto paso de la luz, pero esto no significa que si la situación es esta el cargador no pueda recibir la luz sino que es menos probable que lo haga con rapidez y al 100%.

De igual forma es muy importante que tenga en cuenta que la capacidad del dispositivo influye demasiado en el cargador que debe comprar, pues no todos los cargadores funcionan para todos los aparatos eléctricos y es mejor que estos tengan una capacidad mayor a la del dispositivo que desea cargar. Por ejemplo, existen baterías que son de 3mil mAh como las que tienen los Motorola G4 o los Samsung J7, por lo que deberá comprar cargadores solares que sean de una capacidad mayor para que puedan cumplir con el objetivo de llenar de energía la batería, de lo contrario tendrá que recurrir a la energía eléctrica.

Por ello si está considerando adquirir uno de estos cargadores fotovoltaicos, tenga en cuenta:

  1. Es un dispositivo ideal para aquellas personas que se la pasan fuera de casa, moviéndose de un lado a otro sin tener la posibilidad de tener una toma de corriente cercana que los saque de aprietos cuando sus aparatos comiencen a quedarse sin energía. Por lo que si usted es una persona que esté en casa u oficina la mayor parte del tiempo, no tiene sentido que lo compre.
  2. Hacer la compra en un lugar de confianza en donde puedan garantizarle el óptimo funcionamiento de estos cargadores solares, pues podrá encontrar en el mercado una amplia oferta a diferentes precios pero no le asegura una vida útil realmente duradera. Hágalo a través de American Tactical nuestra tienda online con servicio de entrega a nivel nacional y que puede ofrecerle dispositivos de primera calidad, para utilizar en todo momento y en cualquier lugar.
Recent Posts

Leave a Comment