Chalecos militares: por qué son tan necesarias las prendas tácticas

Claramente cuando hablamos de operaciones que se deben realizar bajo ciertas condiciones muy sigilosas y clandestinas, la indumentaria juega un gran papel para que estos objetivos puedan ser cumplidos en su totalidad, por lo que la ropa es muy importante para garantizar que todo saldrá de acuerdo a lo planeado o la estrategia convenida.

En este caso, prendas camufladas como pantalones y chalecos militares pueden ser la gran diferencia entre el acierto y el error, razón por la que no es posible escoger cualquiera de ellas para operaciones tácticas. Estos uniformes desde siempre han sido valiosos para una labor muy específica: el arte de camuflar a quien está debajo de él, algo que viene desde hace siglos, pues cualquiera buscaba pasar inadvertido ante la mirada de su contrincante o enemigo, para logar acercarse lo máximo posible y atacar de forma preciosa y eficaz. De igual forma esta era invaluable para que la persona no se convirtiera fácilmente en el punto de ataque del bando contrario.

Con el paso del tiempo y los avances en la tecnología, el camuflaje a sufrido diferentes transformaciones que le han permitido evolucionar, especialmente en esta última década, tomando partico de la innovación y de las nuevas necesidades que han surgido en cuanto a la realización de operaciones de alto nivel táctico y logístico.

El patrón que se ha adoptado para los uniformes hoy en día es una combinación de colores y formas similares que permiten conseguir un mimetismo impresionante; este común denominador logra un camuflaje perfecto con el resto del entorno, sobre todo cuando las operaciones son en medio de la maleza o de la naturaleza. En los últimos años el trabajo que se le ha invertido a la creación de patrones para terrenos diferentes, como el árido, rocoso, junglas, bosques, etc. teniendo en cuenta las necesidades de cada uno de estos, para que puedan usarse en casi cualquier lugar.

Habitualmente existen prendas que siguen un solo patrón de color uy son completamente lisas, sin embargo para actividades tácticas son más apreciadas las que tiene una variedad de colores y formas. Paradójicamente en el mismo tiempo se hace necesario reconocer a los miembros del equipo, saber si son del bando amigo o enemigo, por lo que los uniformes deben hacerse con especificaciones únicas para evitar sí que puedan generarse graves confusiones.

Los uniformes no solamente son importantes ante el escenario de un conflicto, enfrentamiento o en operaciones de alto nivel, pues es claro que existen otros militares que no necesariamente están en combate pero si deben utilizar su respectiva vestimenta que los identifique como pertenecientes al ejercito militar. En este orden de ideas, puede surgir entonces la pregunta ¿para qué son útiles los chalecos militares y el resto de la indumentaria si no se encuentran en zona de riesgo?

La respuesta es muy sencilla. Sin importar el entorno en el que se encuentren, quienes participan de la institución tienen que mantener la imagen de la misma, razón por la cual todos deben portar debidamente su uniforme con todas las parte de él. Por otro lado quienes no están en combate igualmente tienen el entrenamiento para resolver problemas que puedan requerir la intervención de las armas para proteger su caballería o la institución en la que se encuentran, razón por la cual muchas veces vemos militares custodiando diferentes edificaciones.

De igual forma son u símbolo de poder o autoridad. Cuando una persona camina por la calle y ve a uno de estos uniformados, su actitud cambia, al igual que si hay personas realizando actividades indebidas las dejan de hacer, si se necesita ayuda por algún inconveniente siempre se busca a un oficial que pueda ayudarle y esto se logra gracias a su distintivo uniforme. Es importante recordar que cada institución de Ejército tiene su propio color distintivo que nos permite identificar a donde pertenecen: si son de la Fuerza Área, Naval – Marina, Armada y la fuerza pública.

Estos uniformes deben estar diseñados para soportar diferentes herramientas necesarias para el trabajo con el fin de que estas estén listas al momento que requieran usarse y sean de fácil acceso.  La idea es que ante cualquier movimiento que deba hacerse estos no caigan al suelo y puedan ser ligeros para su transporte.  En este caso los chalecos militares resultan ser un complemento indispensable, pues son elementos de protección antes ataques de enemigos por arma de fuego y otros objetos. Deben haber sido probados con anterioridad para garantizar que se pueda cumplir con este objetivo de proteger a quien lo utiliza.

Es por esta razón que es muy importante el lugar donde decide comprar estos implementos militares, pues una buena marca debe garantizarle calidad, protección y comodidad, para que todo el conjunto pueda adaptarse a la cotidianidad y las labores que se deben realizar. En este caso American Tactical es el lugar en donde usted puede encontrar todo tipo de prendas para actividades tácticas como pantalones, botas, chalecos militares, entre otros, con el respaldo de una marca internacional 5.11 Tactical.

Recuerde que ante esto el prueba y error no es una opción por eso tiene que ir a soluciones fijas que aseguren lo que realmente se necesita. Comuníquese con nosotros a través de cualquiera de nuestras líneas de atención o visite nuestra tienda en Medellín. Realizamos envíos en todo el territorio nacional así que no importa el lugar donde se encuentre, nosotros le haremos llegar su pedido.

Recent Posts

Leave a Comment