Cargadores Solares: Avances de la tecnología para soluciones ecológicas efectivas.

En la era de la informática y el mayor avance tecnológico de todos los tiempos, es fundamental realizar una mirada retrospectiva que nos permita descubrir una infinidad de variados elementos y recursos sustancialmente útiles e importantes usados en el pasado, pero que al ser aplicados en esta época, resultan bastante beneficiosos para todos los estamentos de una sociedad que se va volviendo cada vez más exigente en este aspecto.

Uno de estos componentes es la energía solar. Se dice que esta ha sido aprovechada por el hombre desde tiempos remotos utilizando diferentes tipos de tecnología que han ido evolucionando paulatinamente.

La historia hace mención a que Arquímedes (uno de los científicos más prominentes y reconocidos de la antigüedad), pudo haber inventado un método con espejos de formas hexagonales, elaborados en bronce o posiblemente de cobre cuyo tamaño era de una proporción considerable, capaces de reflejar la luz solar sobre los barcos enemigos, durante la batalla de Siracusa realizada en el siglo III A.C en la que se enfrentaron griegos y romanos, con el ánimo de destruir las flotas de los enemigos a través de fuertes incendios producidos por medio de esta fuente.

Ahora están en pleno auge los cargadores solares, tomando casi el mismo modelo de Arquímedes, que tienen la gran capacidad de recargar las baterías de los diferentes aparatos electrónicos portátiles existentes, que por alguna razón no pueden ser cargados a través de la energía eléctrica, desafortunadamente por falta de redes; es por esta razón que llegan a ser de gran utilidad en la selva o en el campo, ya que son lugares caracterizados por la alta y visible carencia de recursos.

Es indispensable conocer que un artefacto o dispositivo electrónico es aquel que está constituido por la conexión de mecanismos estructurados u ordenados en circuitos cuya finalidad es la de controlar las señales eléctricas, aprovechándolas al máximo. Los aparatos electrónicos poseen una estructura interna básica conformada por dispositivos de entrada tales como: pantallas táctiles, teclados, ratón. Dispositivos de salida como por ejemplo los auriculares; y utilizan la electricidad para trasladar, recopilar o modificar información.

Es necesario resaltar aquí que los cargadores solares son instrumentos de carácter portátil cuya misión es la de cambiar la energía solar fotovoltaica (la cual es una fuente de energía capaz de producir electricidad de origen renovable), en energía eléctrica, la que de por sí ya existe libremente en la naturaleza, como es el caso de las tan conocidas e inevitables tormentas eléctricas, tan comunes en épocas de invierno, aunque en ocasiones sorprenden cuando se presentan de manera inesperada durante un tiempo soleado y seco generando repentinamente grandes tragedias.

Hay en la actualidad diferentes clases de aparatos electrónicos y entre los más usados están: Las impresoras láser, las cámaras digitales, los teléfonos móviles, etc. Que en los últimos veinticinco años, han evolucionado tremendamente; y por supuesto los ordenadores personales que de alguna forma se han convertido en, algo así como, una nueva razón de vivir, precisamente porque es prácticamente imposible prescindir de ellos.

Los cargadores solares no sólo llegan a ser útiles para ser empleados en zonas inhóspitas o alejadas de la civilización. También son eficientes, apropiados y muy prácticos para llevar a la universidad; a la vez resultan ser un excelente recurso utilizable en viajes, caminatas, colegios o como herramienta efectiva en medio de cualquier deporte a practicar.

No podemos dejar de lado el uso masivo de los modem a través de los cuales nos conectamos directamente al maravilloso mundo del internet, que nos permite explorar, comunicar, transmitir y conocer un sinnúmero de cosas que jamás imaginamos, hubiéramos podido encontrar por otros medios; es así como las bibliotecas se quedaron prácticamente rezagadas frente a tanta tecnología, pero a la vez van de la mano con ésta; es decir que por ahora continúan conectadas por lo menos hasta que surjan nuevos avances que determinen cambios importantes en ellas.

Por ahora la energía solar continúa más vigente que nunca y sigue a la vanguardia de todos estos temas. Sabemos que los cargadores solares portátiles se abastecen ampliamente de la generosa e inagotable luz solar que los aprovisionan de una manera realmente práctica. Sus paneles están compuestos de silicio cuyo elemento químico es el segundo más importante en cantidad, que se encuentra al interior de nuestro bello planeta después del oxígeno, justamente en la cubierta o corteza de la tierra.

Éste resulta bastante beneficioso y rentable en el área de la electrónica, pero también se afirma que es muy apropiado y eficaz en el campo de la salud, ya que protege a las personas de enfermedades cardiovasculares; colabora de manera eficiente a reducir radicalmente los altos niveles de LDL, comúnmente definido como el  colesterol malo; es sumamente importante en la industria eléctrica por ser un semiconductor empleado en las placas fotovoltaicas, ya que permite transformar la energía de los fotones que se encuentran en la luz solar, en movimientos de electrones y de ahí, en la tan necesaria energía eléctrica.

Dicho de mejor forma, contiene propiedades cuya ventaja principal es la de permitir, en el momento que llega la luz, a los electrones que mantienen los átomos juntos, desprenderse. La estrategia es elaborar una célula solar bastante competente y eficaz para lograr inducir a los electrones para que salgan por un cable y a los huecos (cada electrón desplazado por los rayos deja una cavidad denominada hueco) que salgan por el otro cable.

Como se puede observar, el protagonismo de los cargadores solares es bien interesante, por lo que vale la pena hacer uso de ellos para conocer una verdadera fuente de energía inagotable.

Recent Posts

Leave a Comment